Tras el señalamiento de “Paraíso Sin Reglas”, con el que la prensa internacional marcó a Tulum a raíz de las fiestas Covid que se han celebrado en el sitio, el sector empresarial se muestra preocupado por limpiar la imagen del paradisiaco lugar tratando de erradicarlas, ya que además representan un riesgo para la salud de muchas personas, y ni la policía tiene control sobre ellas.

Roberto Palazuelos actor, empresario e impulsor del sitio declaró: “Este tipo de eventos dañan fuertemente la imagen del destino debido a que con ellos se generan advertencias en diversos países, con la finalidad de que los turistas no viajen por falta de medidas de bioseguridad para evitar el contagio del Covid-19, pero además podría llevar a una baja de precios; igualmente las fiestas clandestinas que se presentan en Playa del Carmen y Tulum hace cobros en efectivo que no dejan ningún beneficio tributario para la zona.”

Explicó que: “Un cuarto a mil dólares deja un 3 por ciento de hospedaje, un 16% de IVA y le pagas varios impuestos al gobierno; deja una derrama fuerte”.

Ante esta situación el actor destacó que los verdaderos pioneros como él, han hecho la marca Tulum al promocionar en Europa y muchas ciudades del mundo “Lo hemos construido y estos recién llegados no les importa la naturaleza, solo vienen a alcoholizarse”.

Agregó “Sí hay estas fiestas en Tulum, las típicas de diciembre, con las que estoy de acuerdo pero que quieran hacer estas todo el tiempo y contaminación de ruido va a terminar golpeando las tarifas sin dejar derrama económica ni al municipio ni al estado”.

De acuerdo con información de a AFP tan solo en as últimas semanas se han registrado más de 10 fiestas las cuales se han promocionaron a través de grupos de WhatsApp.