La Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para renombrar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

El objetivo del dictamen, avalado por 451 votos a favor, “identificar desde el propio nombre de la Secretaría, los tres rubros principales de su competencia: infraestructura, comunicaciones y transportes, dada la relevancia histórica que los mismos implican en el quehacer público”.

En la exposición de motivos, se asegura que el proyecto no genera un impacto en el gasto de la SCT, ni implica la creación de nuevas unidades administrativas o nuevas plazas.

“Tampoco tiene impacto presupuestario en los programas aprobados de la SCT en el presente ejercicio fiscal; no prevé destinos específicos de gasto público”, señala el dictamen.

La iniciativa fue remitida al Senado de la República para su discusión, y en su caso, aprobación.