Subtítulos automáticos en Google Chrome, aquí te decimos cómo activarlos

Los subtítulos se han convertido en una herramienta amigable en plataformas como Youtube, estos sirven como apoyo al navegar por sitios con idiomas distintos al propio, así como para las personas con discapacidad auditiva.

Esta función recientemente fue adoptada por el navegador de Chrome, este es capaz de saber cuándo estamos reproduciendo algún contenido multimedia como por ejemplo una canción, o un vídeo de un servicio de streaming como Netflix, HBO, Disney+, etc…, el navegador será capaz de mostrar un subtitulado propio.

Para activa esta función Chrome tiene una serie de controles dentro de su ventana que nos ayudan a manejar mucho mejor todo el contenido multimedia que estamos viendo en sus pestañas. Precisamente, estos cambios han llegado a ese pequeño icono del pentagrama con una nota que podéis ver justo arriba a la derecha. Tocando ahí comprobarás todo lo que se está reproduciendo en el navegador y abajo del todo, el nuevo control de captions (subtítulos) en tiempo real. En nuestro caso, como estamos viendo una película en un Chromecast, nos aparece también ahí, pero en el supuesto de no tenerlo activo, solo veríamos el módulo correspondiente al vídeo de Samsung al que hemos llegado desde YouTube. Así que como queremos leer lo que dicen, activamos el botón que aparece justo debajo de la ventana.

Como podréis comprobar, a continuación (y con el vídeo reproduciéndose) aparecerá una pequeña zona semitransparente con el texto del vídeo imprimiéndose frase a frase, y que se sobreimprime sobre el propio interfaz de YouTube dentro de Chrome. Fijaos en que esos textos no se sitúan en el interior del propio contenido sino sobre él, de forma que nos queda claro que ese subtitulado no pertenece a la plataforma sino al navegador. De momento, esta función que ya está disponible para todos los usuarios, solo funciona para los contenidos multimedia en inglés, por lo que tendremos que esperar algunos meses a que se extienda a otros idiomas. Aun así, a día de hoy es algo que nos viene de perlas si queremos mejorar nuestro nivel en el idioma de Shakespeare.