El Congreso del Estado de México, aprobó por unanimidad de votos la iniciativa que establece la prohibición del castigo corporal, físico y humillante contra niños, niñas y adolescentes, que lleva por nombre “Ley Antichancla”, en la que establece que aquellos que la ejerzan, podrían perder la patria potestad.

De acuerdo a la iniciativa presentada por Karina Labastida Sotelo, diputada de Morena, se considera maltrato infantil el abuso sexual, descuido o negligencia, explotación comercial o sexual, así como cualquier otro tipo que origine un daño real y potencial, a su integridad, ya sea omisión, supresión a los derechos de los infantes.

Es importante mencionar que, la ley establece que se perderá la patria potestad a quien ejerza castigo corporal y humillante, o cualquier tipo o forma de violencia, incluida la violencia familiar y en dado caso que quiera recuperarla tendrá que haberse sometido y acreditar satisfactoriamente a un proceso reeducativo de agresores y métodos de crianza positivos y de buenos tratos hacia menores y adolescentes.