Gracias por acompañarme en este mensaje semanal sobre las acciones de la Fiscalía en el marco de la declaratoria de alerta de violencia contra las mujeres.

Quiero informarles del periodo de las dos últimas semanas, el resultado que hemos tenido en este periodo que va del 27 de febrero al 12 de marzo, comentarles, informar que logramos la vinculación a proceso de 65 agresores de mujeres, 25 personas fueron el resultado del cumplimiento de órdenes de aprehensión y 40 personas fueron detenidas en flagrancia.

Veintinueve de las personas fueron imputados por violencia familiar, 20 de ellos por abuso sexual, 10 personas vinculadas por violación, dos por acoso sexual y dos personas vinculadas a proceso por el delito de feminicidio, uno contra la intimidad sexual y uno más por trata de personas.

Quiero comentarles sobre un tema que ha sido muy doloroso para la ciudad, para las mujeres en el caso de la señora Abril Pérez Sagaon. Recordar que recibimos en la fiscalía una denuncia por la que Abril nos señalaba que había sido víctima de agresiones extremadamente violentas por parte de su esposo.

Se realizó la investigación, lo que nos dio elementos suficientes y contundentes para llevar ante un juez de control la acusación a su cónyuge por tentativa de feminicidio.

También, como es del conocimiento público, en su momento esta acusación fue reclasificada por la autoridad judicial como violencia familiar y lesiones dolosas. Esta decisión de los jueces permitió que el probable agresor quedara en libertad al tratarse de delitos que no ameritan prisión preventiva oficiosa.

A partir de esta decisión judicial, en la Fiscalía nos dimos a la tarea de presentar quejas ante el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la Ciudad de México. Dos jueces y un magistrado involucrados en el caso fueron removidos de sus cargos.

También, en compañía de la familia, hemos presentado una serie de recursos de revisión judicial buscando revocar la decisión de estos jueces para que el caso sea clasificado nuevamente como tentativa de feminicidio en su momento.

El día de ayer, este proceso se resolvió a favor de la justicia, a favor de la causa de la señora Abril. Un Tribunal Colegiado de Amparo en Materia Penal analizó la acusación de la Fiscalía y determinó que debe dictarse una nueva resolución, pero con perspectiva de género como lo solicitamos desde el principio.

Esta determinación de la justicia federal confirma que los jueces, que inicialmente intervinieron en el caso de la señora Abril, no analizaron correctamente los datos de prueba que presentamos desde la Fiscalía.

Lamentablemente, como es conocido, la señora Abril fue víctima de feminicidio, por eso y desplegando todas las capacidades institucionales de la Fiscalía, logramos llevar a prisión a los probables responsables de la ejecución material de este terrible feminicidio.

La decisión de los jueces federales es justicia, es que se revisen, con perspectiva de género, los asuntos donde están involucradas las mujeres, donde sufren violencia las mujeres.

Sólo ratifico, estamos comprometidos en la Fiscalía en trabajar para ofrecer verdad y justicia a todas las mujeres que hayan sido víctimas de algún delito de violencia. Esto es, tenemos que investigar para poder acusar a los probables responsables sin importar el poder, el dinero o la influencia.

En el caso de Abril, como en muchos otros casos, trabajamos todos los días para cerrar las puertas a la impunidad y les hago un llamado a todas las mujeres: ténganos confianza, denuncien, estamos preparados para protegerlas, para investigar y abrir las puertas de la justicia. La Fiscalía está en alerta por ti.