En el calendario el equinoccio de primavera está marcado el 21 de marzo, pero no siempre ocurre en ese día y este año llegará adelantando.

El experto del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM Daniel flores Gutiérrez, detalló que el equinoccio de primavera de este año se producirá este sábado 20 de Marzo a las 10.37 hora española (9.37 UTC) en el hemisferio norte. El retraso se debe a la posición de la tierra con el sol.

Durante este fenómeno astronómico, el sol se ubica justo en el ecuador celeste, saliendo por el este y poniéndose por el oeste. Esto, además de generar abundante luz solar, causa un curioso efecto: la noche y el día tienen la misma duración en todo el mundo

Hernández Flores manifestó que no debe confundirse la entrada del equinoccio con el inicio del calor, este fenómeno se ha relacionado con el inicio del ciclo agrícola. En la época de la Colonia se reconceptualizaron y resignificaron los rituales.

Se hacían fiestas por el inicio de la siembra y la solicitud de las lluvias, aunque cambió tras la colonización; lo mismo sucede con el equinoccio de otoño que marca el fin del ciclo agrícola.

Teotihuacán es uno de los lugares donde gran cantidad de personas se reúnen para recibir los primeros rayos de la primavera, sin embargo, por la pandemia este año tampoco será posible.

La visita se ha convertido en una tradición  para observar desde la cima de la pirámide el surgimiento del Sol; o a la de Kukulkán, en Chichén-Itzá, a fin de ver el descenso de la serpiente emplumada.