La nueva variante británica del coronavirus SARS-COV-2, no sólo es más contagiosa, sino que también es 64 % más mortal que el coronavirus “normal”, de acuerdo con un estudio.

El estudio realizado por científicos de las universidades de Exeter y Brixtol, publicado en la revista médica BMJ, señaló que en mil casos detectados, la cepa británica provocó 4.1 muertes, frente a las 2.5 del coronavirus normal.

Hay una probabilidad alta de que el riesgo de mortalidad aumente con una infección de esta variante”, señalan en un apartado los investigadores.

En el pasado mes de enero, el grupo de expertos que asesora al gobierno británico, conocido como NERVTAG, señaló que había una posibilidad altamente realista de que la variante británica tuviera una mortalidad más elevada.

Previamente, se estimaba que la mortalidad de la cepa podía estar entre el 30 y 40 por ciento, apoyándose de primeros estudios.

Cabe mencionar que, entre octubre y enero, los especialistas se basaron en los datos de 110 mil personas, positivos a COVID-19, quienes la mitad se habían infectado con el coronavirus “normal” y la otra con la variante británica.