De acuerdo a un análisis de la encuestadora Integralia, en lo que va del actual proceso electoral, se han registrado en México 90 incidentes de violencia política, con 108 víctimas, de las cuales 75 fueron asesinadas.

Ese reporte contempla los casos suscitados entre septiembre de 2020, cuando inició el proceso electoral, considerado como el más grande de la historia en México, y el 28 de febrero de 2021.

Dichos casos de violencia política ocurrieron en 23 de las 32 entidades del país, y los homicidios por la misma causa se presentaron en 19 estados de la República.

Oaxaca encabeza la lista, con 10 asesinados y dos heridos; Veracruz, con ocho homicidios y ocho heridos; Guanajuato, con siete crímienes y dos heridos; Guerrero, con seis asesinatos y tres heridos y Baja California, con seis homicidios.

Los municipio, con mayor número de incidentes de violencia política reportaron son: Acapulco, Guerrero, con 3; con dos casos están Moroleón, Guanajuato; Guadalajara, Jalisco; Culiacán, Sinaloa; Tijuana, Baja California; Cajeme, Sonora; San Luis Potosí, SLP; Ciudad Juárez, Chihuahua; Tecate, Baja California, e Iguala, Guerrero.

El 83 por ciento de las víctimas (90) se trata de hombres y el 17 por ciento (18) de mujeres. Mientras que la amplia mayoría de las víctimas son funcionarios públicos, de gobierno y partidistas, así como precandidatos de diversos partidos políticos, incluidos los de mayor presencia electoral.

De las víctimas que tenían una filiación política, el 33 por ciento era de Morena y el 26 por ciento, del PRI; mientras que del PRD y Movimiento Ciudadano era 12 por ciento por cada partido.

El restante 17 por ciento pertenecía a otros partidos como PVEM, PAN, Encuentro Social, PT y Redes Sociales Progresistas