A pesar de la instrucción hacia los estadounidenses por parte de la directora de los Centros para el Control de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para no relajar las medidas de prevención contra el coronavirus, Texas volvió a reactivar al 100 por ciento sus actividades económicas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció que no será obligatorio usar cubrebocas y que los negocios podrán abrir al 100% de capacidad. Mississippi también informó que derogará el uso obligatorio de mascarillas a partir del miércoles.

Esta decisión fue tomada tras la crisis por las grandes nevadas, “Ahora es el momento de abrir Texas al 100%. Las personas y las empresas no necesitan que el estado les diga cómo operar. Todas las empresas de cualquier tipo pueden abrir al 100%”, aseveró el mandatario texano.

A pesar que el estado tiene un total de 2 millones 662 mil 055 casos confirmados desde que inició la pandemia, así como 43 mil 942 muertes de las cuales mínimo se registran 200 a diario, Texas abrió sus puertas el pasado miércoles 3 de marzo de 2021.

El uso de cubrebocas ya no es obligatorio en las calles, no obstante, el gobernador instó a la ciudadanía a mantener las normas de salud adecuadas para evitar la propagación del virus.