En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el muro que se colocó el fin de semana para proteger el Palacio Nacional ante la marcha feminista del 8M se iba a quedar una semana al menos como memorial de las víctimas de violencia de género, pero se retiró porque una parte fue derribada durante la manifestación.

“Dije aquí que era un buen gesto, es una manera de protestar, yo creo que, hasta más eficaz, muy profunda, yo dije vamos a respetar, no vamos a poder quitar el muro, por respeto a los nombres, y pusieron flores y coronas y veladoras, pero llegan a rodear, no les importó nada, a destruir, entonces, ya para qué mantenemos el muro, di la instrucción de quitarlo”, comentó López Obrador.