La ex candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, reveló que fue víctima de violencia de género por parte de los mandatarios Vicente Fox y Felipe Calderón durante su participación en el foro Unidas “Somos más Fuertes”, en Querétaro.
Vázquez Mota compartió dos anécdotas que enfrentó como precandidata de su partido.
“No habían pasado ni tres días que me había acompañado públicamente en Monterrey para decirme que me iba a acompañar y la noche antes del segundo debate presidencial. Quienes hemos vivido un debate presidencial sabemos que no era un momento fácil de la campaña y justamente, la noche anterior, vi que entró un mail de su parte y me emocioné muchísimo, porque yo estaba segura de que en ese mail me iba a dar ánimo, aliento y me iba a decir: ‘¡órale Josefina, échate pa’ delante!’ “Entonces abrí ese mail y lo que leí ahí es que había decidido apoyar a otro candidato que no era yo (…) Una noche antes del segundo debate. Me parece que eso es algo que se llama violencia de género y que muchas de nosotras jamás nos atreveríamos a hacer, y con nosotras sí lo hacen”, relató ante un grupo de mujeres. Antes de contar la segunda anécdota con el ex presidente Felipe Calderón, Vázquez Mota se disculpó con la ex primera dama Margarita Zavala, quien también participó en el foro.

“El día que gané la elección interna, que eran como 25 estados, me llamó el presidente (Felipe Calderón) y me dijo: ‘¿cómo te fue?’, le dije: ‘gané como 25 estados’. A mí me pareció un largo silencio, a lo mejor no fue tan largo, y lo único que escuché del otro lado es: ‘déjame checar, dame unos minutos, porque yo tengo otros datos’. Y así empecé esa noche del 5 de febrero”, relató. También, platicó que en una reunión con empresarios “muy conocidos”, donde se había preparado para responder de temas de seguridad y economía, la primera pregunta que le hicieron fue: ¿por qué no portaba su anillo de matrimonio? La senadora comentó que la intención de compartir este tipo de anécdotas es para que las mujeres sean conscientes que es la política más difícil para ellas, pero es posible, y cuando alguien gana un espacio se abre una brecha en estos caminos. Al mismo tiempo, afirmó que vale la pena y no hay que rendirse. “No fue ni la primera ni la última vez que vivamos esto, porque ir a conquistar un espacio, ir a romper un techo de cristal, aquí nadie nos regala nada, no es una concesión, no vamos a dar ni un paso atrás y no hay un muro ni nada, ni nadie, que detenga nuestros sueños, que nos detenga, salvo que nosotras nos detengamos a nosotras mismas”, subrayó.

Además, destacó que cuando se ganan espacios en la política también hay consecuencias al recordar lo sucedido una noche antes del debate presidencial del 9 de junio de 2012.