Más de 13 millones de mujeres desempleadas dejó el impacto de la pandemia de Covid-19 en Latinoamérica y el Caribe, reveló hoy la Oficina Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

El documento difundido con motivo del próximo Día Internacional de la Mujer por la citada oficina, con sede aquí, plantea que las mujeres fueron especialmente golpeadas, además, por un mayor trabajo en cuidados no remunerados, es decidir por la sobrecarga de tareas del hogar.

Esta crisis sin precedentes ha exacerbado las brechas de género en los mercados de trabajo de la región, sacando de la fuerza de trabajo a millones de mujeres y anulando avances anteriores”, lo que implica un retroceso de una década en un año.

La situación plantea la necesidad de recuperar los empleos y “pisar en el acelerador de la igualdad de género”, pus la crisis ha ensanchado las brechas de género, declaró el director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

En cifras en el 2020 la tasa de participación laboral femenina sufrió una baja histórica de 5,4 por ciento, de 51,8 a 46,4 por ciento, lo que significa que hasta diciembre del año pasado perdieron sus empleos 12 millones de mujeres.

El análisis de la OIT precisa que las 13 millones 100 mil mujeres que fueron despedidas durante la pandemia se suman a cerca de 12 millones que se encontraban sin empleo antes de la crisis sanitaria, es decir que aproximadamente 25 millones de mujeres están desempleadas en Latinoamérica y el Caribe.

La afectación a las mujeres se debe también al hecho que tienen mayor presencia en sectores muy afectados por la pandemia, como los servicios donde labora la mitad de la fuerza laboral femenina, y de comercio, que emplea a 26 por ciento.