Juez federal otorgó una suspensión provisional al alcalde de Ecatepec para evitar que un particular se adueñe de un parque público, donde días antes se instaló un módulo de relleno y préstamo de tanques medicinales para enfermos de Covid-19.

El pasado 13 de enero, bajo el programa “Un respiro para Ecatepec”, el gobierno municipal instaló dos módulos de carga y préstamo de cilindros de oxigeno medicina, ubicados en el Parque la Pirámide en la avenida Adolfo López Mateos esquina con bulevar de los Aztecas en Ciudad Azteca, y uno más en el interior de la plaza comercial Patio Ecatepec, en la carretera Federal Texcoco- Lechería, a la altura de Venta de Carpio.

Sin embargo, cuatro días después Arturo “N”, empresario del sector educativo aseguró ser el propietario del parque donde se instaló uno de los centros a un costado del “Instituto Cultural Renacimiento” en Ciudad Azteca y promovió una demanda en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), en contra del alcalde.

De acuerdo a las autoridades locales, Hector Vazquez Ferzuli juez décimo sexto de Distrito en el Estado de México, con residencia en Naucalpan otorgó al alcalde Fernando Vilchis Contreras, la suspensión provisional en contra de la resolución del juez Tercero Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Ecatepec del Estado de México quien concedió a un particular la propiedad del parque público La Pirámide.

El juez con sede en Naucalpan, al analizar el expediente de amparo 81/2021-II-B, dio la razón al reclamo del presidente municipal, quien solicitó la suspensión provisional de los actos favorables al particular Arturo “N”, quien promovió un juicio para adjudicarse la propiedad del predio.

“En este contexto, procede conceder la suspensión provisional a la quejosa, para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan”, parte del juicio de amparo promovido por el edil, por lo que no se retira el centro, pero tampoco se otorga la posesión del predio hasta que concluya el proceso.

El ayuntamiento señaló que en el año 1979, el terreno fue donado por la empresa desarrolladora del fraccionamiento Ciudad Azteca, al ayuntamiento para ser utilizado como espacio público, destacó que el particular no podrá ejercer la posesión física ni legal del predio hasta que se resuelva el otorgamiento de la suspensión definitiva del amparo, que podría dejar sin validez la escritura otorgada al parecer de manera irregular.

El área jurídica y consultiva del gobierno local, indicó que: “el ayuntamiento de Ecatepec nunca fue oído y vencido del juicio de usucapión que llevó el particular (Arturo “N” ), para adjudicarse el inmueble donde opera el programa ‘Un Respiro para Ecatepec. Esto se traduce en una violación al artículo 14 constitucional, en contra del ayuntamiento”.

Finalmente el edil definió como un acto grave de corrupción que un particular se ostente con documentos que supuestamente lo avalan como dueño de un espacio de uso común, como lo es el Parque La Pirámide, que es un espacio de orden público.

Es como si el día de mañana alguien me llegara con escritura pública de la explanada municipal; no pertenecen más que a todos los ecatepenses esos espacios”, concluyó.