Oficiales de la Brigada de Vigilancia Animal (BVA) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, evitaron que una menor de 16 años de edad se arrojara de un puente vehicular, ubicado en la colonia José López Portillo, alcaldía Iztapalapa.

Los hechos ocurrieron mientras los oficiales circulaban a bordo de un vehículo oficial, sobre el Anillo Periférico cuando se percataron que una joven se encontraba a la mitad de un puente vehicular en una actitud inusual, pues se asomaba hacia la avenida de forma peligrosa, por lo que detuvieron la marcha y activaron los protocolos.

En ese momento hicieron sonar el altavoz para distraer su atención, en tanto un oficial rápidamente subió para contenerla, acción que dio resultado, pues la joven fue puesta a salvo y resguardada en un punto seguro del puente.

De inmediato los uniformados comenzaron con un diálogo y una entrevista, durante la cual, la adolescente mencionó que tiene problemas de aprendizaje y bipolaridad, por lo que subió al puente en un momento de crisis nerviosa, y proporcionó la dirección de su domicilio.

Minutos más tarde, el personal de la SSC la llevó así casa donde se entrevistaron con sus padres quienes refirieron que tenía pocos minutos que había salido del domicilio, agregaron que desde los cuatro años acude al psicólogo y que darían seguimiento a su atención.

Antes de que los policías se retiraran del sitio, los ciudadanos agradecieron el apoyo y la atención brindada a la menor.