Elizabeth Ann, nombre del hurón de patas negras clonado, nació el 10 de diciembre de 2020, a ver partir de las células de Willa, un hurón de patas negras que vivió hace más de 30 años.

“Aunque esta investigación es preliminar, es la primera clonación de una especie nativa en peligro de extinción en América del Norte, y proporciona una herramienta prometedora para los esfuerzos continuos para conservar el hurón de patas negras“, dijo Noreen Walsh, directora de Mountain-Prairie del Servicio. Región.

El desarrollo de Elizabeth Ann, significa un avance de la ciencia, ya que al ser una copia genética de Willa, un hurón de patas negras capturado entre los últimos individuos salvajes, que murió en la década de 1980, ésta no tiene descendientes vivos y por lo que no es uno de los siete fundadores.