De acuerdo a los resultados obtenidos en una encuesta realizada por la Unión Vegana Argentina, la población vegana y vegetariana creció de 9% a 12% en el año 2020 en Argentina y entre quienes no comen carne hay más mujeres (52%) que hombres (48%) y la mayoría tiene entre 35 y 49 años.

Cabe mencionar, que para la industria frigorífica y el comercio minorista del sector el fenómeno obedece a que tanto los productos aviares, como porcinos y bovinos tuvieron un incremento en sus valores por encima del costo de vida.

El fundador y director de UVA, Manuel Alfredo Martí, anunció “Esto es una tendencia mundial, Argentina esta dentro de un contexto de modificaciones alimenticias que es inédito”.

Los veganos sienten que a menudo son descalificados y ninguneados por sus preferencias. Suelen sostener que los medios responden a intereses vinculados a la industria tradicional de la alimentación y que para no herir a sus principales sponsors publicitarios evitan visibilizar este proceso.

“El veganismo extiende su compromiso a todos los ámbitos de la vida. Rechazamos el uso y la utilización de animales para cualquier fin. No consumimos huevos ni derivados lácteos. Eso, como se imaginarán, afecta intereses muy poderosos” informó Martí, quien se reunió con el presidente Alberto Fernández para hacerle llegar más de 500.000 firmas reunidas en contra del acuerdo porcino con China anunciado por el Gobierno.

Con datos de la consultora Ecolatina, el promedio de ingesta de carne de vaca, pollo y cerdo baja por tercer año consecutivo en Argentina.

  • 2018 fue de 115 kilos por habitante
  • 2019 bajo a 109 kilos por habitante
  • 2020 quedo por debajo de los 100 kilos por habitante