• Murió el domingo 14 de febrero en Buenos Aires, Argentina, a los 90 años.

Carlos Saúl Menem, el ex presidente argentino de 1989 a 1999, impulsó una sorprendente recuperación económica y renovó los lazos con Estados Unidos y el Reino Unido, pero que después fue condenado por corrupción y acusado de encubrir las pruebas de un letal atentado antisemita durante su mandato.

Cabe mencionar, que el actual presidente de Argentina, Alberto Fernández, fue quien confirmo la muerte de Carlos Menem.

Es importante mencionar, que Menem fue hospitalizado por presentar insuficiencia renal, donde permaneció en un coma inducido.

Menem, quien se convirtió al catolicismo porque era un requisito constitucional para la presidencia, asumió el cargo cinco meses antes de lo previsto, cuando el presidente Raúl Alfonsín dimitió mientras la economía, en crisis desde hacía tiempo, se hundía y los saqueadores invadían los supermercados.

Fue la peor crisis económica de la historia de Argentina. La pobreza se apoderó de una cuarta parte de sus 32 millones de habitantes. La inflación era de casi del 5000 por ciento. La deuda externa era de 60.000 millones de dólares y la interna de 7000 millones. Hubo cortes de luz, cierres de fábricas, despidos generalizados y escasez de todo.

“Solo puedo ofrecerle a mi pueblo sacrificio, trabajo y esperanza”, dijo Menem el 8 de julio de 1989, en el primer traspaso de poder pacífico de un partido elegido de manera constitucional a otro desde 1916. “La Argentina está rota. No existe otra manera de decirlo: el país está quebrado, devastado, destruido, arrasado. Tal vez esta sea nuestra última oportunidad”.

Por último, es importante mencionar, que Menem transformó la política exterior de su país, al poner fin a años de aislacionismo y convirtiendo a Argentina en el aliado más cercano de Estados Unidos en América del Sur y como mandatario de 1989 a 1999 ayudó a restablecer la economía tras una gran crisis, pero luego se vio envuelto en acusaciones de corrupción