El fotógrafo Alfredo Blásquez y Philip Morris México, inauguraron una pieza de arte para celebrar que más de 30,000 personas han dejado el cigarro tradicional y optado por cambiar su consumo de tabaco.

“Philip Morris México, la meta es conseguir un futuro sin humo y reducir la cantidad de fumadores de cigarro tradicional, esta es la inspiración detrás de la obra. La instalación busca sensibilizar a la población sobre nuestro estilo de vida, ya que una vez que una persona deja atrás este hábito, también deja de usar encendedores y por ende se reduce el desecho de plástico en la naturaleza”, informó Alfredo Blásquez.

Cabe mencionar, que la instalación fue creada con más de 10 mil encendedores y a la vez invita a elegir el cambio y dar paso a las alternativas como IQOS el dispositivo que calienta el tabaco en lugar de quemarlo, este dispositivo usa tabaco real para una experiencia similar al cigarro, pero con una exposición mucho menor a los tóxicos del humo.