El equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud que investiga en China el origen de la pandemia de Covid-19, informó este martes los primeros resultados de sus investigaciones, se ha concluido que el SARS-COV-2 es de origen animal y que no hay evidencia de que hubiera transmisión antes de su detección en diciembre de 2019 en Wuhan, China.

Peter Ben Embarek, jefe de la misión de la OMS, aseguró que, tras la investigación realizada, todo apunta a que el virus procede de los murciélagos.

“Todo el trabajo que se ha hecho para identificar su origen continúa señalando a una reserva de este virus o de un virus similar en poblaciones de murciélagos”, informó Peter Ben Embarek en una rueda de prensa.

Es importante mencionar, que se descartó la hipótesis de que el virus se hubiera originado en un laboratorio.