Caminos para la reactivación económica

 

 

Creo que para todos está claro que la sola idea de seguir en un semiconfinamiento, con las implicaciones que eso tiene para la economía y el ánimo social no es precisamente la mejor estrategia. En días recientes, el Gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, informó en un evento público sobre la reapertura de algunos comercios y la estrategia que se seguirá para la reactivación económica de la entidad.

El mandatario señaló que plazas, centros comerciales, comercios y restaurantes abrirán de nuevo, acatando estrictas medidas de higiene, con aforo restringido y con días y horarios escalonados de apertura. En ese mismo discurso, el gobernador hizo mucho énfasis en el hecho de que para su gobierno la salud es la prioridad, sin embargo, se debe encontrar un equilibrio para poder sopesar la difícil situación por la que atraviesan muchas familias mexiquenses.

Nuestra realidad se ha modificado sobremanera y eso hay que afrontarlo, en ese sentido, considero que el mensaje clave de Del Mazo y de su estrategia para la reactivación económica descansa en la idea de “equilibrio”. Sin desestimar la gravedad de esta emergencia sanitaria, la lentitud del proceso de vacunación y el hecho de que la posibilidad de contagio sigue siendo alta, debemos apelar a la creatividad para buscar soluciones a la crisis derivada de esta pandemia.

Como lo dijo el Gobernador del estado, hay que buscar el equilibrio. Y en ese sentido creo que deben apuntar las estrategias de reactivación económica de otras entidades y del país. Hay muchos sectores no considerados “esenciales” que están viviendo una situación exasperante ante la falta de ingresos, pienso en el sector cultural y artístico, por ejemplo, uno de los más golpeados por esta crisis.

Coincido plenamente con la estrategia del Gobierno estatal en el sentido de hacer una reapertura de comercios escalonada y con restricciones, ya que eso por lo menos permite darle un respiro a la economía del estado y de las familias mexiquenses. No hay de otra. Pese a que existe ya una vacuna, hemos sido testigos en días recientes que la inoculación del total de la población nos tomará bastante tiempo.

Aforos restringidos, días específicos de apertura, estrictas medidas de higiene entre otras implementaciones pueden ser, por ahora, la única bocanada de aire fresco para una economía que lleva casi dos años asfixiándose. Otro tema importante aquí es la responsabilidad y colaboración de la ciudadanía en el seguimiento de estas normas, que al final del día están ahí para el beneficio de todos.

Veremos cómo le va al Estado de México con esta reapertura parcial. Por su parte, el gobernador Del Mazo ha insistido en que la entidad aún permanece en semáforo rojo y que las precauciones y medidas de seguridad no deben relajarse, en ese sentido el llamado a la ciudadanía sigue siendo el de cuidarse y cuidar a otros.

Por ahora, considero que el único camino viable para lograr una recuperación económica, e incluso de bienestar social, es el de la reapertura escalonada y en etapas de todos aquellos espacios que se han visto obligados a cerrar por esta emergencia. Entender que esa será nuestra realidad por algún tiempo, ayudará también a asimilar y adaptarnos a las nuevas exigencias que esta pandemia nos ha puesto en frente.

 

Twitter: @jgarciabejos                                        Facebook: Javier García Bejos