El Ejército birmano, bloqueó en días pasados el acceso a Facebook y otros servicios de Internet, todo esto a causa del aumento del descontento social.

Cada vez más van aumentando las críticas y la movilización contra el golpe de Estado de los militares que apartó del poder al Gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

El Ministerio de Transporte y Comunicaciones, ahora controlado por los militares, solicitó a “todos los operadores de telefonía móvil y de Internet” bloquear Facebook y otros sitios.

Con una población de 54 millones de habitantes, se estima que en Birmania hay unos 22 millones de usuarios de Facebook, la cual está sirviendo estos días para dar voz a los políticos depuestos e impulsar un movimiento de desobediencia civil contra el golpe.

Desde Facebook se instó a las autoridades “a restablecer la conectividad para que las personas en Birmania puedan comunicarse con familiares y amigos, y acceder a información importante”.

Esta red social, además de Twitter, canceló en 2019 las cuentas del jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, que ejecutó el golpe del pasado lunes y que desde entonces detenta el máximo poder en el país.