El pasado jueves la empresa Eli Lilly afirma que su fármaco de anticuerpos contra el COVID-19 es capaz de prevenir enfermedades.

Residentes y personal que recibieron el fármaco tuvieron hasta 57 por ciento menos riesgo de contraer el nuevo coronavirus en comparación con otras personas en el mismo centro a las que se les administró un placebo, de acuerdo con la farmacéutica. Tan solo entre los residentes del asilo, el riesgo se redujo hasta 80 por ciento.

El estudio realizado muestra que existe un tratamiento que puede prevenir la enfermedad.
Lilly señaló que buscará que esa autorización se expanda a fin de incluir el uso del fármaco para prevenir y tratar casos de COVID-19 en centros de atención permanente.