• El pueblo de Chocholá, Izamal y Mérida obtuvieron un recurso legal para suspender las obras del Tren Maya en Yucatán.

Los habitantes de las comunidades mencionadas promovieron en julio de 2020 un juicio de amparo contra la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo debido a la falta de información durante la consulta pública de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, realizada entre el 2 y 30 de julio de ese año.

A través de un comunicado, las organizaciones destacaron que mientras se resolvía el amparo, la Semarnat aprobó la MIA del proyecto del Tren Maya el pasado 30 de noviembre, lo que implicó que las autoridades ya podían ejecutar las nuevas obras en cualquier momento.

Es por eso que las comunidades decidieron ampliar el amparo inicial contra la aprobación de la MIA, “porque ésta se dio sin haber garantizado toda la información ni la participación pública en el proceso de evaluación ambiental”.

La suspensión provisional fue otorgada por la Juez Tercera de Distrito en Yucatán, Karla Domínguez Aguilar, la jueza resolverá el 27 de enero si concede o no la suspensión definitiva.