Jaime Herrera, ex secretario de Hacienda de Chihuahua durante el gobierno de César Duarte, confesó de manera pública que fue el encargado de realizar el reparto de sobornos a distintos funcionarios públicos a lo largo de ese sexenio.

El pasado jueves 21 de enero, el ex colaborador de Duarte Jáquez reconoció que, a partir de 2014, participó activamente en el reparto de recursos para comprar lealtades y voluntades para el gobernador abanderado por el Partido Revolucionario Institucional.

“Durante ese tiempo quien era gobernador del estado ordenó entregar pagos a diversas personas, siempre orientado a lograr el control de las instituciones y lograr beneficios económicos y políticos para él y muchos otros servidores públicos de aquella época”, confesó en una rueda de prensa.