La CDMX Agoniza con la 4T

 

Desde la llegada de Morena al poder, en particular la de Claudia Sheinbaum, la Capital del país se encuentra sometida a la inseguridad, al miedo, la obscuridad, los baches, las fugas de agua, entre otras muchas cosas; pero, sobre todo, a una gran incapacidad de resolver los problemas ya sean los básicos, hasta los más complejos como es el caso del COVID.

El problema principal de la Jefa de Gobierno es que no ha encontrado una estrategia correcta para darle seguridad a los ciudadanos de la CDMX, por el contrario, los primeros años de gobierno han profundizado el miedo de la población, luego de que se han disparado los casos de homicidio doloso, feminicidios, secuestros y extorsiones. Pero, ¿por qué no se habla de esto? La pandemia que cayó “como anillo al dedo”, ha sido un distractor de la grave situación que vivimos actualmente, ningún capitalino se siente seguro al salir a las calles, pues en cualquier momento puedes ser víctima de un delito en un vehículo particular, en el metro, en la calle o en tu propia casa.

Si hablamos de economía y empleo, incluso antes de la pandemia, el país había entrado en una recesión. El crecimiento se detuvo, luego de que los inversionistas tomaran sus precauciones ante las decisiones tomadas desde Presidencia (como la cancelación del Aeropuerto, Cervecería en el norte del país, entre otros casos). No hay un plan para rescatar la economía, desde que empezó la pandemia se han perdido millones de empleos y miles de negocios han tenido que cerrar sus puertas a falta de apoyos del gobierno, un escenario que se recrudece cada día que permanece el “semáforo rojo” en los estados.

Si hablamos de movilidad, el gobierno de Claudia Sheinbaum ha sido casi completamente omiso. En dos años no ha crecido el Metro o el Metrobús, que tampoco han mejorado sus condiciones. El pasado 9 de enero de 2021 el Puesto Central de Control del Metro de la CDMX sufrió un grave incendio, suspendiendo el servicio en más de la mitad de las líneas del sistema de transporte e inutilizando a por lo menos 3 durante varios meses. El incidente no sólo evidenció la falta de mantenimiento en las instalaciones, sino también una ausencia total de empatía de la directora del metro, la Dra. Florencia Serranía Soto, a quien se le preguntó si tendría alguna responsabilidad por el incendio, a lo que respondió solamente: “Yo soy la Directora General del Metro, SOLAMENTE”, en fin, al parecer a Morena le gusta que los que menos tienen, sean los más afectados.

Para muestra basta una Layda Sansores, alcaldesa de Álvaro Obregón y virtual candidata al Gobierno de Campeche, quien se vio envuelta en un escándalo, luego de que el pasado 10 de enero inaugurara las escaleras eléctricas “de la esperanza” en pleno semáforo rojo; la obra no tiene contentos a los vecinos, pues solo beneficia a un par de casas y ni siquiera al cien por ciento. A esto se le suma que, ya para el 16 de enero, se pudo constatar que las escaleras eléctricas no tienen contrato con CFE y se están colgando de la luz, pues no tienen medidor, además, como se puede ver en varios videos en redes sociales, el sistema eléctrico ya no funciona la primera mitad.

Definitivamente con morena la CDMX esta agonizando, urgen los contrapesos en este 2021.