• Australia prepara un exterminio de gatos para evitar que acaben con la fauna salvaje

Australia inició una separación definitiva del continente Gondwana, aislando a la flora y fauna subcontinental. Este hecho, junta al clima y la geología peculiar de la isla, provocó el desarrollo de especies únicas y un alto nivel de endemismo único en el mundo.

Actualmente, cientos de especies australianas se enfrentan al peligro de extinción debido al cambio climático, los incendios forestales y sobre todo, la introducción de especies invasoras, especialmente los gatos.

 

Cabe mencionar, que los gatos no son las mascotas más populares en el país, son bien aceptados siempre y cuando sean rastreados con microchip, estén castrados y se mantengan dentro de casa, evitando la caza al exterior.

Por último, un estudio de Wildlife Research reveló que los gatos ferales son culpables de la muerte de un millón de reptiles diarios en Australia, donde el 89 % de ellos son endémicos. Sus características y comportamiento también les permiten cazar aves y mamíferos pequeños.