El veterano y respetado diplomático estadounidense, William Burns, ha sido escogido por Joe Biden para encabezar la influyente Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Se trata de un hombre que ha servido en diferentes puestos de todo el mundo desde que empezara con Ronald Reagan de presidente hasta Barak Obama.

Biden  comentó, confiado, que “con él como nuestro próximo director de la CIA, los estadounidenses podrán dormir tranquilos”

Burns será el primer jefe de este gran servicio de inteligencia, espionaje y contraespionaje que procede del Departamento de Estado, con lo que su perfil se adapta más al de un diplomático que al socorrido “halcón” colocado, según los tradicionales usos y costumbres, el frente de la CIA.

Por eso, el propio Biden destaca sobre su hombre de confianza que se trata de un “diplomático ejemplar con décadas de experiencia (…) que comparte mi más profundo sentimiento de que la inteligencia debe ser apolítica y creo que a sus profesionales les debemos gratitud y respeto”.

En el currículum de Burns, destacan tres décadas de un servicio diplomático que empezó en 1982 y que lo llevó a las embajadas de Jordania, con el demócrata Bill Clinton, y de Rusia, con el republicano George W. Bush.

Burns suma su experiencia sobre el proceso de paz en en Oriente Medio y el acuerdo nuclear con Irán durante la Administración de Obama. Además, habla correctamente ruso, árabe y francés.

Asimismo, ha recibido tres condecoraciones presidenciales y las más altas condecoraciones para civiles del Pentágono y de las agencias de inteligencia. Tiene doctorados en política internacional de la Universidad de Oxford, donde estudió gracias a una beca Marshall.

Burns, graduado de la Universidad La Salle en Filadelfia, se incorporó al servicio diplomático en 1982 y antes de ser designado embajador en Rusia en el 2005, fue asesor para los secretarios de Estado William Christopher y Madeleine Albright, y director de la Oficina de Planificación del Departamento de Estado.

Burns es también autor del libro, The Back Channel: A Memoir of American Diplomacy and the Case for Its Renewal (The Back Channel: una memoria de la diplomacia estadounidense y el caso para su renovación, Random House, 2019). El libro recibió el premio Douglas Dillon Book Award de la Academia Americana de Diplomacia. También es un escritor colaborador en The Atlantic.