El panista y ex presidente municipal de Monterrey, Nuevo León, Fernando Larrazabal Bretón, se registró como aspirante del PAN a la gubernatura de la entidad, señalando que en los últimos cuatro procesos electorales en los que ha participado obtuvo la victoria, por lo que no descartó una más.

No obstante, Larrazabal Bretón, se encuentra entre la polémica, esto tras vinculársele con actos de presunta corrupción cometidos por su hermano Jonás Larrazabal, quien fue captado en video cuando recibió dinero en las instalaciones del casino Red.

Caso conocido como el “quesogate”, ya que, al verse descubierto, dijo que el dinero que le dieron fue por la venta de quesos, negocio que le habría redituado en cientos de miles de pesos.

Cabe mencionar que, Jonás Larrazabal fue detenido y permaneció bajo arraigo por 72 días, acusado de chantaje a los dueños de esa casa de apuestas, el hermano del ex alcalde fue ingresado al penal de Cadereyta, después fue llevado al Centro de Desarrollo Comunitario (Cedeco), en San Nicolás de los Garza, ahí se le dictó auto de formal prisión por chantaje el cual se considera como grave en Nuevo León.

Fue el dueño del casino, Sergio Gil García, quien denunció a Jonás Larrazabal por medio del apoderado legal del establecimiento, mientras que las autoridades estatales tenían otra investigación por cohecho y delincuencia organizada.

Sin embargo, fue liberado luego de que la parte acusadora otorgara el perdón y se desistió de recibir la reparación del daño, equivalente a un millón y medio de pesos.

De acuerdo con medios del lugar, el establecimiento abrió en 2011, pero la administración municipal encabezada por Fernando Larrazabal le negó el permiso para operar como casa de apuestas, fue el 25 de agosto, el mismo día en que el Casino Royale fue incendiado, cuando el Red fue clausurado.

Por lo que se presumió que el monto que pidió Jonás Larrazabal por la “venta de quesos” era producto de una extorsión para que la casa de apuestas pudiera operar sin problemas.

Ante ello, Ernesto Cordero, ex secretario de Hacienda, se desmarcó del alcalde, ya que presuntamente apoyaba su precandidatura presidencial.

El edil debe ser investigado. Lo hemos dicho, nadie puede estar por encima de la ley; que se investigue y que se actúe de acuerdo con lo que se encuentre, pues nadie puede estar por encima de la ley”, aseveró Cordero.