La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) acusó al Gobierno de “abandonar” a 40 millones de niños, niñas y adolescentes en 2020 durante la pandemia del Covid-19.

El director de la Redim, Juan Martín Pérez, entregó un informe en Palacio Nacional acompañado de los Reyes Magos y Santa Claus para pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador que cambie el enfoque de gestión de la crisis.

Pérez explicó que acudieron para “recordar nuevamente al Estado mexicano que niños, niñas y adolescentes siguen esperando a ser atendidos por las autoridades frente al impacto que ha tenido la pandemia”.

El Covid-19 ha dejado más de 1.46 millones de casos y cerca de 129,000 muertes en México, el decimotercero país con más contagios y el cuarto con más fallecidos por la enfermedad, según la Universidad Johns Hopkins.

El líder de la Redim reprochó que el presidente López Obrador y sus funcionarios han declarado que la enfermedad no afecta a los niños, lo que ha debilitado la estrategia para protegerlos.

“Se pensó que los niños eran literalmente inmunes, lo cual no es verdad”, manifestó Pérez en una rueda de prensa posterior.

“Se abrieron restaurantes, se abrieron lugares de esparcimientos para personas adultos, como gimnasios, y nunca se abrieron parques públicos, lugares de esparcimiento”, cuestionó Pérez.

Pese la situación, la presidenta del consejo directivo de la Redim, Isabel Crowley, advirtió que para este año hay disminuciones presupuestarias en al menos seis rubros que impactan de forma directa a la infancia.

“La situación está cada vez más complicada”, concluyó Crowley, quien fue representante del Fondo de las Naciones Unidades para la Infancia (Unicef) en México.