Actualmente en el Estado de México, operan 30 marcas de gasolina de las cuales 14 se ubican en el Valle de Toluca; mientras que ciertas zonas de la Ciudad de México hay cerca de 10 más que no han ingresado a esta región.

Sobre ello, Jorge Luís Pedraza Navarrete, vicepresidente de la zona centro de ONEXPO nacional dijo que deberán redoblar esfuerzos en materia de capacitación porque el mercado será más agresivo, es decir, la situación los obliga a ser más competitivos.

Asimismo, agregó que, “Como empresarios gasolineros nos cuesta mucho trabajo la parte de capacitar, sin embargo, se trata de un rubro que nos ayudaría a incrementar la confianza hacia nuestro sector”.

Cabe mencionar que el presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolinas y Lubricantes (Adigal) del Valle de Toluca, refirió que la presencia de nuevas empresas en la zona ocasionará una guerra de precios, aunque sean centavos entre una y otra estación, aunque la cuestión será aguantar los precios sobre los costos.

Por tal razón exhorta a no centrarse en la competencia, ya que: “lo importante es entender el mercado, sobre todo por la pandemia que vivimos y cambió las dinámicas sociales, dado que en el Valle de Toluca hay gasolina de 18 y 19 pesos el litro en algunas zonas, así como de 15.60 pesos en otras. No se sí vender en 15.60 sea una estrategia comercial o una medida de desesperación porque con ese precio difícilmente salen los costos fijos y variables o capacidad operativa.

Finalizó diciendo que, “Así alguien pudiera tener operando todo el tiempo sus bombas – habrá un momento en el que ya no puedan vender más porque ya no se puede. Ganando 10 centavos o un peso, llegará un momento en que no se pueda ganar más por la capacidad instalada que se tiene”.

A la fecha existen estaciones de servicio de marcas como British Petroleum (BP), Oxxo Gas, Valero, Exxon Mobil, Repsol, Shell, Total, Chevron y Arco.