Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, responsabilizó a Donald Trump de lo que calificó como “caos” tras el violento ingreso de sus seguidores al Capitolio, una situación que fue calificada por el demócrata como “uno de los días más sombríos en la historia de nuestra nación.

“Lo ocurrido en el Capitolio, fue uno de los días más sombríos en la historia de nuestra nación, un asalto sin precedentes contra nuestra democracia, un asalto contra la ciudadela de la libertad, el Capitolio de los Estados Unidos, un asalto contra el imperio de la ley, un asalto a uno de los emprendimientos más sagrados de los Estados Unidos. La ratificación de la unidad popular para elegir el liderazgo de su gobierno. Todos nosotros deploramos las pérdidas de vida, el irrespeto a la casa del pueblo”. Sostuvo también que “lo que presenciamos ayer no fue distención, no fue desorden, no fue una protesta, fue caos. No se atrevan a llamarlos manifestantes, ésta era una turba de insurrectos, terroristas internos, es así de básico y simple”. Señaló Biden.

Asimismo, agregó, “No podemos decir que esto no se vislumbraba. Sí, esto se vislumbraba, en los últimos cuatro años hemos tenido un presidente que ha desplegado su desdén por la democracia, nuestras instituciones y el imperio de la ley”.

“Él (Donald Trump) ha desatado un asalto total contra las instituciones de nuestra democracia, y ayer fue el coronario de ese ataque incesante, ha atacado a la prensa libre que se ha atrevido a cuestionar su poder. De forma repetida ha tildado a la prensa libre como ‘los enemigos del pueblo’, un lenguaje que ha sido usado muchas veces por todos los dictadores y autócratas en el mundo para retener el poder”.  Concluyó.