Fueron sancionados más de 50 comerciantes y los tianguis tuvieron que parar actividades antes de lo previsto debido a la gran cantidad de personas que acudieron el día de ayer a realizar sus compras con motivo del Día de Reyes.

El director de Comercio y Consumo, Fabricio Ibarra Rocha, informó que se realizó un operativo pensado para recibir a una o dos personas por familia, sin embargo señaló que en todos los tianguis de la ciudad se encontraron con que varias personas fueron a realizar compras, lo cual complicó la ejecución del operativo y obligó a cerrar antes los puestos.

“Llegaban familias de cuatro o cinco personas a comprar, lo que nos generó un problema fuerte y a las 8 de la noche empezamos a hacer cortes parciales, empezamos a cerrar accesos. La gente llegaba por todos lados y quería entrar por donde quería, cerca de las 11 de la noche empezó a llegar más gente y a las 11:30 tuvimos que cerrar”, señaló.

Indicó que pese al operativo que se planeó para supervisar, las autoridades se vieron rebasadas por la cantidad de gente que acudió particularmente a la Zona Centro.

Inicialmente se tenía planeado permitirles ingresar hasta la 1:00 am a los compradores, sin embargo de manera preventiva se tomó la decisión de cerrar antes lo que provocó la inconformidad de muchos ciudadanos, así lo señaló el funcionario.

“Era demasiada gente, la decisión que se toma fue en sentido de evitar una situación más delicada… Por su puesto que nosotros estábamos organizados, pero la gente se abalanzó”, refirió.

El operativo de supervisión comenzó desde las 7:00 am del martes y concluyó en la madrugada, cerca de las 3:00 am del miércoles, donde la mayor actividad se registró en el tianguis de juguetes del centro.

“Era impresionante las personas que dejaron estas compras para las últimas cuatro horas del día 5, en la medida de nuestras posibilidades defendimos la actividad económica, pero la situación rebasó y tuvimos que hacer estos ajustes, los tianguis los tuvimos que cerrar poco después de las 12”, mencionó.

El operativo también contó con la participación de la Secretaría de Seguridad Pública de León con Tránsito, Policía y Protección Civil, además de la Dirección de Movilidad y la Dirección de Salud.

Como resultado 55 comerciantes de diferentes tianguis fueron multados por no acatar las medidas de salud.