Se cree que esta lluvia es producida por los restos del cometa 2003 EH y sus destellos surgen desde la constelación Bootes.

Lo que se sabe es que son meteoros que tienen su origen en un antiguo cometa que se observó por primera vez hace más de 500 años, el cometa C/1490 Y1, que posiblemente sea un fragmento de un antiguo cometa fragmentado en varios pedazos, o incluso de un cometa extinto.

Las Cuadrántidas giran alrededor del Sol. Posteriormente, el polvo del que están formadas se extiende gradualmente alrededor de sus órbitas. Lo que sucede es que anualmente, la Tierra pasa a través de estos escombros. Es así como pasan cerca de nuestra atmósfera y se desintegran para crear rayas ardientes y luminosas que apreciamos en forma de estrellas.

Por la NASA , es considerada como “una de las mejores lluvias de meteoros anuales”, pues dejan a su rastro de luz.

Se observan del 1 al 6 de enero y se puede observar desde cualquier lugar que proporcione un cielo oscuro es bueno para la observación: mirador, montaña o punto alejado de la ciudad.

Se recomienda llegar al lugar entre media hora y una hora antes de comenzar en serio la observación, así daremos tiempo a nuestra vista para que se acostumbre a la oscuridad.

Conviene dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en dirección opuesta a la posición de la Luna, si la observación se realiza antes de su ocaso.