El juez federal Carl Nichols de la Corte del distrito de Washington menciona que los abogados de dicha aplicación demostraron que el departamento de comercio actuó en una manera arbitraria y caprichosa al intentar prohibir la popular red social.

La administración del Presidente Donald Trump menciona que representa un riesgo para la seguridad nacional por los vínculos con su propietaria china ByteDance.

Trump firmó un decreto el 6 de agosto ordenando a los estadounidenses a dejar de hacer negocios con ByteDance en 45 días, citando amenazas para “la seguridad nacional” de Estados Unidos y advirtiendo que los datos personales de los usuarios de TikTok podían ser usados por Pekín.