Se celebra desde el 2014

Proclamado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el fin de concienciar al mundo sobre la importancia de un suelo sano y luchar por la gestión sostenible de los recursos.

En el 2002, la Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS) sugirió una jornada internacional para homenajear al suelo. Posteriormente, Tailandia reiteró la propuesta y la FAO apoyó la creación del Día Mundial del Suelo en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo.

Finalmente en diciembre de 2013 la propuesta fue aprobada por la Asamblea General de la ONU, y 2014 se convirtió en el primer año de esta celebración.