A través de redes sociales ha comenzado a exigir justicia por el caso de Renata, una niña de 13 años fue asesinada en su propia casa en Chocolines, Ixtapaluca.

El cuerpo de la menor presentaba severas huellas de tortura y abuso.

Los hechos ocurrieron el pasado el domingo, 29 de noviembre, donde se cree que el novio de su madre la violó, golpeó y después la mató. Fue la madre de la menor quien la encontró sin vida dentro de su casa y en su cama.
En redes sociales han creado el #JusticiaParaRenata para poder localizar la persona que la privó de la vida.

Información extraoficial se indica que el principal sospechoso es el novio de su mamá, quien de momento se desconoce su paradero.

Amigos y familiares han realizado una marcha pacifica con la finalidad de que la autoridades brinden apoyo a la investigación hasta que exista justicia para Renata.