Proclamado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1985, se lucha para erradicar la esclavitud en todo el mundo.

A través del Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena, se dio un gran paso para alcanzar el objetivo de suprimir la esclavitud.

Otras formas de esclavitud vigentes: las personas son obligadas a firmar contratos (no legales) de por vida y sin oportunidad de obtener su libertad.

Son conocidas también como formas modernas de esclavitud.