El diputado local, Edgardo Hernández Contreras, presentó una iniciativa de ley ante el Congreso de San Luis Potosí para impedir que los menores de edad puedan hacerse tatuajes o perforaciones, toda vez que a su corta edad este tipo de alteraciones en sus cuerpos puede derivar en consecuencias perjudiciales para su salud física y psicológica.

Contreras plantea en su reforma a la Ley de Salud el establecimiento de la prohibición de escarificaciones y/o micro pigmentación en menores de 18 años y en personas que no se encuentren en pleno goce de sus facultades mentales, exceptuando mayores de 16 años acompañados de sus padres o tutores.

En su exposición de motivos señaló que una de las actividades primordiales del Estado es proteger y salvaguardar la integridad física, emocional y psíquica de la ciudadanía, de ahí la necesidad de una legislación al respecto.