La ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, decidió colaborar con la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que solicitará acogerse a un criterio de oportunidad a cambio de otorgar información sobre el presunto desvío de recursos en la pasada administración.

Fuentes cercanas al equipo de abogados confirmaron a medio informativo que Robles, tomó la decisión de colaborar con la dependencia encabezada por Alejandro Gertz Manero y en estos momentos se encuentra reunido con su abogado Epigmenio Mendieta. Rosario Robles enfrenta un proceso por su presunta responsabilidad en el delito de uso indebido de atribuciones, y hace una semana la FGR obtuvo una orden de aprehensión por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada.

Le exfuncionaria permanece interna en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa, en la Ciudad de México, desde agosto de 2019. El próximo 8 de diciembre, Robles enfrentará la audiencia intermedia en la que podría declararse culpable por el delito de ejercicio indebido del servicio público, aceptar un proceso exprés, y con ello un juez le impondría una pena reducida.

 

En esa audiencia, la Fiscalía General de la República presentará la acusación en contra de Robles, así como las pruebas con las que buscaría fuera declarada culpable y condenada a 21 años de cárcel. En este caso, la Fiscalía acusa a Robles de dos cargos por el delito de ejercicio indebido del servicio público derivado de omisiones en las que habría incurrido y permitieron que Sedesol y Sedatu firmaron convenios con universidades públicas por servicios que nunca se llevaron a cabo.