Policías ecológicos, restringieron el paso a unos 30 vehículos con aproximadamente 150 personas que intentaron ingresar al parque estatal Cañón de Fernández, el cual continúa cerrado por el decreto estatal de Salud por semáforo epidemiológico rojo.

Fue en el acceso de Santa Anita, donde los policías ecológicos, reportaron una gran actividad de ciudadanos que tenían la intención de ingresar, mencionando desconocer la disposición estatal por Covid-19, por lo que los encargados restringieron el paso a las personas que pretendían acceder por esta entrada.

Con el objetivo de recordar a las personas que el parque estatal Cañón de Fernández continúa cerrado, este fin de semana el operativo de vigilancia nuevamente se llevó a cabo en las entradas del parque estatal.

Abel Ramos Martínez, director de Ecología y Medio Ambiente, mencionó que el saldo de las tres entradas fue de 30 vehículos y un aproximado de 150 personas que intentaron ingresar al Cañón, sin embargo reconoció que hubo un buen comportamiento una vez que se les informó.

Ahí mismo en Santa Anita se registró un acto que no se había presentado, pues un grupo de alrededor de 12 motociclistas intentaron ingresar al Cañón de Fernández, pero no les fue permitido.