El presidente Andrés Manuel López Obrador durante la inauguración del Hospital Materno de Texcoco en el Estado de México aseguró que la pandemia de coronavirus (Covid-19) no rebasó a México pese al nivel de incidencia, debido a las medidas tomadas.

En el evento en el que se encontraba también el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, el presidente se refirió a las medidas de reconversión hospitalaria y para aplanar la curva  además de señalar que el objetivo del gobierno federal fue disponer de camas, equipo y personal sanitario para la atención de los pacientes desde las primeras etapas de la pandemia.

Ahora la prioridad es la recuperación rápida de las personas infectadas por el virus SARS-CoV-2.

Agregó que se dispone de 50 por ciento de camas disponibles en mil hospitales dedicados a pacientes con Covid-19.

El presidente hablo finalmente de los 130 hospitales terminados 60 de los cuales están totalmente equipados y 70 están en el proceso de contratación de personal.

Ningún paciente de Covid-19 se ha quedado sin cama o atención médica.