CANACINTRA llama a garantizar certeza legal para impulsar inversiones en energías limpias.

• Advierte consecuencias, gane quien gane en las elecciones de Estados Unidos.
Enoch Castellanos Férez, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), externó su preocupación por el falso debate en el sector energético que se ha agudizado en los últimos días, bajo el argumento de que fortalecer las energías fósiles, bajo una
visión estatista “retro” es defender la soberanía, mientras que quienes invierten en energías limpias, son, según esta visión, conservadores antinacionalistas.

De nueva cuenta, hay quienes se empeñan por engañar al Presidente de la República.

Lo que está en juego es el futuro del sector energético y la calidad de este servicio para millones de mexicanos. Anteponer el discurso ideológico, sin tomar en cuenta la realidad energética
mundial, afectará más temprano que tarde a nuestra población.
Necesitamos mayores inversiones y sobre todo confianza para atraer inversiones. Cambiar las reglas del juego de manera intempestiva, enviando iniciativas al Congreso para contar con leyes a modo, o utilizando a las propias instancias reguladoras como la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Centro Nacional de Control de Energía y la propia Secretaría de Energía para beneficiar a las empresas estatales sin ningún pudor, exhibe poca seriedad y tendrá consecuencias.

Subrayó que, aunque nuestro futuro no depende del resultado de la contienda electoral en Estados Unidos, en caso de que se produzca una victoria de parte de los demócratas el día de hoy, tendremos una agenda mucho más amplia y compleja, y el sector energético es parte muy
importante de nuestra relación.

Incluso bajo la presidencia actual en el vecino del norte, La preocupación externada por congresistas estadounidenses ante los intentos de ignorar las normas y socavar el espíritu del Acuerdo México- Estados Unidos -Canadá (T-MEC), reflejan la necesidad de establecer normas y
acatarlas, no buscar la manera de darles la vuelta. De eso se trata el Estado de Derecho. Y eso aplica para todos, mexicanos o no.

Enoch Castellanos, hace apenas unas semanas advirtió en el Senado de la República sobre los riesgos de depender de terceros países como estrategia para nuestra recuperación económica.

Un relajamiento de la relación comercial entre Estados Unidos y China, en caso de que gane Biden, complicaría las expectativas de recuperación para nosotros. Y apostar a lo que pase entre otros es un error.

Por ello el gobierno mexicano debe generar confianza y garantizar un clima de respeto irrestricto al marco legal en materia energética para atraer inversiones.

Es momento de dejar de añorar el modelo de hidrocarburos de los años dorados, cuando tenemos hoy día la oportunidad de ser una potencia en la generación de energías renovables, especialmente en irradiación solar, energía eólica y geotérmica.

Insistir en una malentendida soberanía energética, ante las necesidades y la competencia comercial es irreal. Como ejemplo, baste recordar que cerca del 70% del gas natural que consume el país proviene de Estados Unidos. No somos ni podremos ser en el corto, mediano y tal vez largo
plazo, autosuficientes. No en un país con la población y necesidades que tenemos.

Pero además tenemos compromisos ya establecidos. Ante el calentamiento global, México debe avanzar en la transición energética para el uso de energías renovables en un 35% para el 2024.

Sin la participación conjunta del sector público y la inversión privada será prácticamente imposible avanzar hacia esos objetivos.

Solo la ley, el orden, la congruencia y confianza pueden impulsar la inversión que crea empleos y mejora la calidad de vida de los mexicanos, sostuvo el Presidente de CANACINTRA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí