El consulado chino en Houston en Estados Unidos fue cerrado “para proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de los estadounidenses”, declaró este miércoles una vocera del Departamento de Estado.

“La Convención de Viena dice que los diplomáticos de Estado deben ‘respetar las leyes y reglas del país anfitrión’ y ‘tienen el deber de no interferir en los asuntos internos de ese Estado” comentó Morgan Ortagus.

Por su parte, Pekín condeno estas acciones y amenazo con tomar represalias.

De igual manera, un portavoz de la diplomacia china, Wang Wenbin comentó que es una provocación política (…) que viola gravemente el derecho internacional