9 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

sedena inai datos hackeo

Sedena, obligada a informar si se vulneraron datos confidenciales por hackeo: INAI

Durante la conferencia matutina del Presidente de la República, del 30 de septiembre, se confirmó un ataque cibernético a SEDENA, lo que puede llegar a comprometer datos de carácter confidencial de servidores públicos y particulares, así como información de seguridad nacional.  

Por lo cual, como sujeto obligado de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados (LGPDPPSO), ante una vulneración de seguridad, relativa al robo, copia o acceso no autorizado a datos personales, con motivo del incidente cibernético referido, la Sedena tiene la obligación de informar lo sucedido, sin dilación, tanto a los titulares de los datos, proporcionándoles los medios de contacto a través de los cuales pueden obtener mayor información, como al INAI, para efectos del inicio de la investigación previa; lo anterior, dentro de un plazo máximo de 72 horas, contado a partir de que confirmó la vulneración de seguridad y haya comenzado a tomar las acciones encaminadas para mitigar la posible afectación.

Te podría interesar: Sismo de 5.5 en Chiapas 

Por su parte el Instituto se mantiene pendiente del cumplimiento de este deber, al margen de la eventual ejecución de acciones en materia de protección de datos personales ante la falta de una notificación por parte de la dependencia.

En relación con la información pública sustraída, el INAI manifiesta su preocupación por aquella que pudiera estar clasificada como reservada por considerarse de seguridad nacional, al actualizar supuestos que comprometan, entre otros, las actividades de inteligencia o contrainteligencia, la coordinación interinstitucional, las estrategias o acciones para combatir la delincuencia organizada, la infraestructura de carácter estratégico o prioritario y, finalmente, datos que puedan poner en riesgo la vida, seguridad o salud de cualquier persona.

Es importante subrayar que la información de seguridad nacional debe ser resguardada bajo los estándares tecnológicos más avanzados, ya que su publicación podría causar un perjuicio significativo al interés público o a la seguridad nacional.