26 enero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

¿Quieres una mascota? Las diferencias entre perros y gatos que debes conocer

Cada mascota tiene su personalidad, el modo que socializan con los humanos pueden ser muy diferente entre perros y gatos.

Es muy distinto tener en casa como mascota a un perro que a un gato. No han sido “enemigos” desde el comienzo de los tiempos en vano, cada especie tiene sus propias conductas que los hacen muy diferentes el uno del otro.

1- ¿Qué pasa cuando llegas del trabajo?

Para tu perro seguramente sea lo que más espera, el evento del día, va a saltar, babearse y ladrar ni bien pongas un pie en tu hogar.

¿El gato? ¿Dónde está el gato? Seguramente lo encuentres a la hora de cenar o recostado .

2- ¡Paseo al parque!

Tu perro estará ansioso por salir, irá por su correa y esperará en la puerta de salida hasta que estés listo.

Tu gato no mostrará demasiado entusiasmo. De hecho, no creo que quiera salir contigo, probablemente lo haga solo. ¡No lo presiones!

Para tu perro siempre es buen momento para acurrucarse junto a ti, dejar que lo beses y abraces todo el tiempo que quieras.  Su admiración por ti es tan grande que siempre estará dispuesto.


No lo olvides: El pentágono confirma un considerable aumento en los avistamientos de ovnis


En cambio, tu gato te ve como si tú fueras su mascota, él se acercará a ti cuando quiera mimos. No temas, te darás cuenta cuando eso suceda porque tu mascota se encargará de hacértelo saber.

4- Es hora de entrenar

Los caninos siempre están dispuestos a jugar y a aprender: pueden pasar horas entrenando junto a ti. ¿Lo mejor de todo? Aprenderán todo lo que quieras enseñarles. Si bien los gatos, a diferencia de los perros, pueden aprender las cosas más fácil como no subirse a los muebles o ir al baño en su lugar predeterminado.

Los gatos pueden ser muy dóciles cuando están de buenas, recordemos que son animales que duermen mucho, entonces si quieres jugar con ellos para entrenarlos tendrás que darles tiempo para que ellos se acerquen, el juego de atrapa y corretea algo brilloso o redondo siempre son divertidos.

5- La disciplina es fundamental

Cuando llegas a casa y encuentras todo hecho un desastre puedes retar a tu perro para que se sienta culpable y aprenda lo que hizo. Por otro lado, los gatos al ser demasiado independientes e higiénicos tienen su propia disciplina.

6- Los amigos de tu mascota

Como ya sabemos los perros son amigables, suelen interactuar con otros canes y divertirse mucho en su ida al parque.

Los gatos son más ariscos a la hora de socializar pero, si llevan una educación adecuada, los felinos pueden convertirse en un gran compañero, no sólo de otras mascotas.

7- ¿Capacidad de ataque?

Los perros tienden a ser muy tiernos y no tienen esa capacidad de camuflarse para atacarte. Quizás pueda ahuyentar aves o correr gatos pero nunca tendrá ese toque encubierto que tienen los felinos.

Si tienes un gato en casa, sabes de lo que hablo: tu mascota te toma desprevenido el 80 % del tiempo. En un día ordinario, llegas a casa y no encuentras a tu gato, pero de repente estás cocinando y aparece de una manera muy tenebrosa.

8- Agravios

Los perros tienen memoria de corto plazo, si lo retas por algo que hizo en la mañana o te olvidas de dejarle suficiente agua en tarde, cuando llegues a casa lo habrá olvidado.

Si se te ocurre hacerle algo a tu gato, ten cuidado: podrá castigarte por un largo tiempo, ellos no olvidan tan fácil, aunque no hay nada que un buen aperitivo no pueda arreglar.

Kiki, el gato que forma parte de la manada de tres perros y actúa como ellos

Podríamos decir que, hay muchas ventajas de tener un gato y un perro, las cuales siempre hay que considerar a la hora de elegir a una mascota.

PROS Y CONTRAS DE TENER UN PERRO

Son buenos compañeros para los niños.
Crean dependencia emocional con sus dueños.
Son bastante ruidosos.
Su mantenimiento resulta más caro.
Requieren de más espacio en el hogar.
Son animales protectores.
Exigen mayor atención.
Son enérgicos, juguetones y activos.
Pueden ser desordenados.
Son cariñosos y parecen entenderte.

PROS Y CONTRAS DE TENER UN GATO

Suelen ser poco pacientes.
Son más despegados de sus dueños..
Transmiten tranquilidad gracias a su ronroneo..
Son extremadamente limpios..
Son tiernos..
Son individualistas y no exigen demasiada atención.
Suelen ser perezosos y poco activos durante el día..
Puedes dejarlos solos en casa varios días..
Su manutención y cuidados son más económicos..

Como verás son dos tipos de mascotas muy distintas, pero sin dudas, igual de especiales. Los amantes de los perros y los amantes de los gatos sabemos que esto es verdad: cada una de nuestras mascotas nos llena el alma de formas distintas.