27 enero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Papa Francisco

El Papa Francisco habla acerca de la comunidad LGBTTTIQ+

“¿Quién soy yo para juzgar?”, fue la pregunta que el Papa Francisco pronunció en 2013 cuando fue interrogado sobre un sacerdote que, según varios medios, era homosexual. A partir de este momento, el Papa se ha referido en varias ocasiones al colectivo LGTBQ+.

Aunque en 2021 fue muy criticado por un decreto de la oficina de doctrina del Vaticano que no permitía a la Iglesia bendecir uniones entre personas del mismo sexo, lo cierto es que el Sumo Pontífice ha cosechado cierta fama de tolerancia.

En una entrevista a la agencia estadounidense Associated Press, (que salió a la luz el miércoles, 25 de enero), el Papa Francisco ha vuelto a hablar sobre la homosexualidad y ha calificado las leyes contra el colectivo como “injustas”. Ha asegurado que amar a personas del mismo sexo “no es delito”, aunque sí es “pecado”, una “condición humana”.

“Distingamos pecado de delito”, ha pedido el Pontífice, recordando, a modo de ejemplo, que “también es pecado la falta de caridad con el prójimo”. Dichas declaraciones van en sintonía a las acciones de varios obispos católicos a los que hizo referencia, ya que dichas eminencias han apoyado (en determinados países), leyes en contra el colectivo LGTBQ+, criminalizando la homosexualidad.

La falta de “caridad” de los obispos ha sido criticada por Francisco, quien ha ha hecho un llamamiento a la Iglesia alegando que necesitan «un proceso de conversión», con el fin de que muestren una mayor empatía y reconozcan a la comunidad de una manera digna. “Ternura por favor, ternura”, pedía el Papa, “como la que tiene Dios con cada uno de nosotros”.

Según la organización inglesa The Human Dignity Trust, actualmente 67 países penalizan las relaciones homosexuales, de hecho, once de esos lo criminalizan bajo pena de muerte. En lo referente a este tema, el Papa ha reiterado su opinión en contra de las mismas ya que “todos somos hijos de Dios y nos quiere como estamos”.

Sin embargo, a pesar de estas declaraciones de tolerancia y respeto mutuo, se reitera en considerar las relaciones homosexuales como “intrínsecamente desordenadas” y constata que, para la Iglesia, siguen siendo “pecado”, uniones que “no pueden ser bendecidas por Dios”.

 

Recibe las mejores noticias diariamente en tu celular. Sólo escribe la palabra “Cadena” a nuestro whatsapp y recibe las mejores actualizaciones de nuestro portal.

Click aquí