25 enero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

¿Cómo ver el antiguo cometa que pasará este mes?

Un cometa prehistórico pasará cerca del planeta Tierra a finales de este mes, se trata el de C/2022 E3 ZTF y se espera que se vea a simple vista, desde lugares con poca contaminación lumínica.

El cometa es de reciente descubrimiento, apenas el  2 de marzo de 2022 fue encontrado por los astrónomos Bryce Bolin y Frank Masci, mediante el Zwicky Transient Facility, un proyecto en el Observatorio Monte Palomar en California, Estados Unidos, para detectar eventos transitorios rápidos, como supernovas, estallidos de rayos gamma, colisiones de estrellas de neutrones, asteroides o cometas.

Los cálculos orbitales indican que sería un cometa de largo periodo, de alrededor de 47 mil años. Con estimaciones basadas en los cambios de su brillo, se calcula que el cometa tendría un núcleo de 2.5 kilómetros.

¿Dónde ver el cometa?

El cometa se encuentra al noreste (oriente), por donde cada mañana “sale” el Sol, y se mueve hacia el norte.

Para el 22 de enero el cometa aparecerá sobre el horizonte nor-noreste (29º) desde la medianoche. Y a partir del 27 de enero, podrá ver el cometa desde que inicia la noche, minutos después de las 7 de la noche, al norte (5º). Los datos en grados indican el azimut, los obtiene con una brújula graduada o una app de brújula para su teléfono inteligente.

No hay mejor referencia para ubicar al cometa en enero que las siete estrellas de la constelación la Osa Mayor, así como la estrella Arcturus y Nekkar de la constelación del Boyero y la constelación de la Corona Boreal con su estrella Alphecca. En febrero, con la brillante estrella Capella de la constelación del Cochero (Auriga) y luego el planeta rojo, Marte.

El cometa se mueve rumbo al norte. Entre el 29 y 30 de enero se posicionará sobre la estrella Polar o Polaris. Y continuará avanzando hacia la brillante estrella Capella.

Por ahora el cometa se mantiene con un brillo que solo está al alcance del binoculares o telescopios pequeños. Sería alrededor del 19 de enero cuando aumente su brillo lo suficiente y pueda observarse a simple vista, solo desde lugares obscuros, desde la ciudad sería necesario al menos binoculares.

Alrededor del 29 de enero el cometa brillará lo suficiente para observarlo a simple vista desde varios lugares con poca contaminación lumínica. Desde las ciudades debería verse a simple vista desde algunas colonias o barrios con poca luz, aunque tal vez aún necesite binoculares.


No olvides: Facebook apaga inteligencia artificial que aprendió a hablar


En los primeros días de febrero el cometa mantendrá este brillo y pronto descenderá hasta perderse entre el 10 o 15 de febrero, quedando solo al alcance de binoculares o telescopio. De hecho, entre el 10 y 11 de febrero, se encontrará arriba del planeta Marte. Y entre el 13 y 15 de febrero pasará cerca del cúmulo estelar Las Hyades, este cúmulo se observa con binoculares y se encuentra a un costado de la estrella roja Aldebarán, de la constelación del Toro (Tauro).

Órbita

El cometa alcanzará su mínima distancia al Sol, el perihelio, el 12 de enero, cuando se sitúe a 166 millones de kilómetros del Sol. Días después, el 1 de febrero, alcanzará el perigeo, su mínima distancia a la Tierra, encontrándose de nuestro planeta a 42 millones de km., la misma distancia aproximada a la que se encuentra Venus de la Tierra o a 110 veces la distancia de la Tierra a la Luna.

Probabilidades de observación

Como todos los cometas, hacer una predicción de su brillo es difícil por no decir imposible, ya que se desconoce su comportamiento, pues es un cometa que se observa por primera vez.

Por ahora, según su comportamiento, distancias al Sol y a la Tierra y el aumento de brillo, todo indica que sí podría verse a simple vista pero tenue. Aunque podría no brillar lo suficiente.

Se espera que alrededor del 19 de enero el cometa se vea desde lugares obscuros, fuera de la ciudad y alrededor del 29 pueda verse a simple vista desde la ciudad, en colonias o barrios con poca contaminación lumínica. Perdiéndose de la vista entre el 10 a 15 de febrero y a partir de ahí continuando solo con binoculares o telescopio.

Ojalá el nuevo cometa C/2022 E3 ZTF brille lo suficiente para ser el gran evento astronómico del nuevo año. Vale la pena dedicarle unos minutos a su búsqueda durante las próximas noches.