La construcción del tren México-Toluca presenta un avance en sus primeros 41 kilómetros de obra civil que ya están concluidos, lo que representa el 70 por ciento de la longitud del proyecto, explicaron encargados de la obra al presidente Andrés Manuel López Obrador durante una supervisión que realizó el mandatario este sábado.

Estuvo acompañado de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, así como del secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis.

Por medio de un video difundido en redes sociales, el presidente recalcó que se invierten 91 mil millones de pesos, sin créditos de por medio, sino con presupuesto público, y se perfila concluir a finales de 2023.

López Obrador habló de los avances y pronósticos para este proyecto acompañado de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, y de otros funcionarios.

Según el jefe del Ejectivo, esta obra implicará una inversión de 90,000 millones de pesos y, con ella, al final del sexenio en 2024 habrá más de 2,000 kilómetros de vías férreas en el país.

López Obrador aseguró que el Tren Interurbano permitirá conectar a la población del Valle de México y del Valle de Toluca.

“Estamos trabajando junto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para poder darle un avance mayor y que pueda estar lista en los tiempos que planteó el presidente. Como dice el gobernador, ésta es una comunicación por tren rápido que nos va a permitir acercamos al estado de México, es decir: Toluca-Ciudad de México”, señaló Sheinbaum.

Se trata de una obra importante para acercar a la población del Valle de Toluca con el Valle de México, y “se va a convertir en todo un corredor de desarrollo industrial, comercial y acercar sobre todo más a dos grandes entidades”, agregó Del Mazo.

La coordinación entre las dos entidades es tal que también abarca el sector de seguridad pública, subrayó López Obrador.