No te pierdas de Nueva variante de Covid-19 llega a Europa

¿Qué se sabe ya?

Lo que se conoce por el momento sobre la nueva variante es lo siguiente:

  • la presencia de una gran cantidad de mutaciones, más de 30 solo en la zona que codifica la proteína espiga (S);
  • algunas de las mutaciones detectadas están presentes también en las variantes ya conocidas, como Delta y Alpha, y están asociadas a una mayor transmisibilidad y evasión de las defensas del sistema inmune, como los anticuerpos.

Las principales incógnitas

Las preguntas que por ahora quedan sin respuesta y plantean incertidumbre en la comunidad científica son muchas más:

  • ¿se transmite con mayor facilidad y rapidez que las variantes ya conocidas?
  • ¿evade la protección de las vacunas y el sistema inmunitario, y en qué medida?
  • ¿agrava el transcurso del covid-19 en los infectados o pasa de forma más leve?
  • ¿será responsable de nuevas olas del covid-19 y podrá convertirse en la variante dominante en el mundo o exacerbar la situación ya existente, empeorada por Delta?
  • ¿qué significa su aparición en la lucha contra la pandemia?

Tulio de Oliveira, director del Centro de Innovación y Respuesta a Epidemias en Sudáfrica, ya calificó B.1.1.529 como una “variante muy preocupante” y declaró que están trabajando “a contrarreloj” para comprender los puntos clave, como la transmisibilidad, la eficacia de las vacunas, la posibilidad de reinfección, la gravedad de la enfermedad y el diagnóstico.

El profesor señaló que la cepa parece propagarse “muy rápido“, pues llegó a ser dominante en Sudáfrica en menos de dos semanas tras una ola del covid-19 impulsada por la variante Delta y fue detectada en el 75 % de los genomas estudiados.

Por otro lado, la nueva variante debería ser fácil de rastrear, ya que puede ser detectada mediante una prueba de PCR cuantitativa, agregó De Oliveira.