Con la presencia de boxeadoras, el Consejo Mundial de Boxeo se une a la lucha contra el cáncer de mama en el municipio de Huixquilucan, donde se han atendido a 6 mil 800 pacientes con este grave padecimiento.

“Esta terrible enfermedad ha crecido de manera alarmante en los últimos años en mujeres de entre 25 a 55 años que han perdido la pelea; la mayoría de las ocasiones por no detectar a tiempo este padecimiento”, reveló Christiane Manzur Zairich, presidenta de la fundación WBC-CARES en México.

Acompañada de las boxeadoras mexicanas, Mariana Juárez, Irma García y Ana María Torres, la presidenta del DIF municipal de Huixquilucan, Romina Contreras de Vargas, sostuvo en entrevista, que aún con el recorte de presupuesto que hubo para las instituciones privadas, siguen recibiendo ayuda, “y nosotros continuamos enviando a pacientes con posible cáncer cervicouterino a los hospitales y otra fundación hace reconstrucciones mamarias para las personas que ya se encuentran rehabilitadas”.

Anunció que el DIF de Huixquilucan está por adquirir una segunda unidad, que tendrá un mastógrafo para seguir recorriendo comunidades y detectar el cáncer a tiempo.

También puedes leer: Disminuyen delitos 35% en Huixquilucan: Enrique Vargas

Romina Contreras afirmó que la campaña contra el cáncer es permanente, no solo en el mes de octubre, sino todo el año y para ello se tiene una unidad rosa que hace recorridos por todas las comunidades del municipio y zona residencial, donde se han detectado algunas pacientes con posible cáncer.

A través del deporte, el DIF de Huixquilucan pretende llegar a las mujeres para hacer conciencia y minimizar riesgos sobre el cáncer de mama.

La presidente de la fundación WBC-CARES, Christiane Manzur, y las boxeadoras, entregaron a Romina Contreras unos guantes rosas autografiados, que utilizan para promover campañas contra el cáncer y un cinturón emblemático del boxeo.

En el complejo Rosa Mística se realizó esta jornada contra el cáncer, donde estuvieron las pugilistas más reconocidas de México.